viernes, 27 de noviembre de 2009

No Existís

Pronuncio: No existís.
No existís pero pronuncio.
Cuando Amor dicta
tomo nota.
Yo escribo
con lápiz y papel en mano.
El lápiz se desliza con la lentitud de lo pronunciado.
Y en el No-Decir
el tiempo que nos consagra
es el des-concierto
de la circulación de los cuerpos.
El tránsito de las sombras en el silencio
de una dualidad
que invierte las figuras
del infierno dantesco
en el ritmo activo
de la realidad del Hospital
“Público”. No existís.
No me mires: No existís.
Aliméntame del pan mórbido
de todos los días: No existís.
My love life: No me abrases.
Arrástrame en el fanatismo masivo: αηαηκι
No existís. Repíteme, mancíllame, recórreme,
Tergivérsame:
Cuando Amor dicta
yo escribo.
Reencárname en lo no-singular
de la belleza.
Alcánzame en el cenit
del No existís.
Húndeme el néctar de lo invisible.
He dicho: No existís.
Ya no pronuncio. Sólo soy una sombra más.

No hay comentarios: