lunes, 8 de noviembre de 2010

Un Oximoron necesario


Como si ese estado dado, inaugural, transparente, el más acá vuelto más allá, se interpusiera con vos, con ella, en todos nosotros para decirnos y volver a decirnos unas cuantas veces más tantas cosas que ya nos dijimos, aún pese a esa jaula, y todos sus bonitos arabescos, porque sigue siendo jaula, aquí seguimos estirando cada día un poquito más del hilo, para velar por una historia y torcer una experiencia. Gracias Angela, por compartir, abajo o arriba se entra al blog: www.infanciaydictadura.blogspot.com