viernes, 9 de marzo de 2012

Mudanza

Escribo rápido porque me voy de este lugar que hizo circular cantidad de personajes que algún día serán protagonistas de un relato, para no olvidar: la panadera torcida que traía de costado las facturas, fermán el farmacéutico nazi, el carnicero sádico y su mujer quemada, pura carroña, la hija de seis dedos en los pies, los remiseros chusmas y babosos, los heladeros narcotraficantes, el viejo Kiosquero mala onda, Eve la diosa de los ángeles smith. Una vez lo llamé limbo, hace 12 años, y aquí casi me quedo clavada en el mástil de un motor silencioso, como un barco que nunca zarpo, y sin querer, casi me quedo, pero me voy...



Goodbye panóptico

La gota de rocío de Silvio por Gabo Ferro y Mariana Baraj más lindas imágenes